Me encanta poder apreciar la diferencia de actitud ante la cámara justo al empezar una sesión de fotos y al terminarla. Tras un breve “calentamiento” en el que te vas acostumbrando a ser fotografiado, los gestos se relajan, las emociones salen, la sensación de la cámara se aleja y solo estás viviendo el momento, pasandolo bien y disfrutando la experiencia. Madrid ayuda, un entorno familiar, cercano y lleno de posibilidades en el que te sientes arropado por la sensación de estar en casa, en calles por las que caminas muchas veces y en las que hoy eres el protagonista. Esa sensación que se consigue en una sesión de fotos preboda permanece hasta la boda y ese día a pesar de los nervios sabes que tú y la cámara ya os entendéis y que nosotros nos ocuparemos del resto.
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid
Preboda urbano en Madrid

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest