Mi pareja y yo, por aquello de en casa de herrero cuchillo de palo, no tenemos grandes fotos juntos, así que Leticia y Alec que son unos soles nos van a hacer una sesión de fotos de pareja. Que ilusión y qué nervios! Así que aquí me tenéis, hecha un flan, con las mismas dudas que a mí me han planteado tantas veces. Me encuentro contestándome a mí misma y a mi media naranja, lo que en otras muchas ocasiones he respondido para otros. Y es que al final, más o menos a todos nos preocupan las mismas cosas. Y qué me pongo? Porque entendedme, yo quiero salir guapa, todo lo que buenamente pueda salir pero al mismo tiempo no quiero parecer otra, quiero ser yo. Desde mi experiencia creo que lo mejor de cara a una sesión de fotos de pareja, es vestirse siguiendo aquello de “arreglá pero informal” y acorde con vuestra personalidad. Sentiros guapos y cómodos con vuestra ropa, sed vosotros mismos. Algo a evitar son los colores chillones o los estampados exagerados, los colores neutros en telas lisas o bien con estampados discretos suelen dar mejor resultado y ser más favorecedores. Coordinarse con la pareja es algo a tener en cuenta, no es necesario vestirse como “Pili y Mili”, pero es importante que nuestra ropa se vea bien en conjunto. Pero claro, esta es la parte fácil, lo difícil es el ¿y cómo me pongo? ¿qué hago? Y esa frase generalizada: “yo salgo fatal en las fotos”. Pues mira sí, he de reconocer que yo también la digo, y es verdad en la foto del DNI parezco sacada del cartel de una comisaría, cosas del directo. En este sentido, lo mejor es relajarse y pasarlo bien, con esto y una buena disposición tienes el 50% hecho, el otro 50% déjalo en manos del fotógrafo y despreocúpate. No se trata de posar, al menos no en nuestros retratos de pareja, hay una gran diferencia entre “hacer posar” y “dirigir”, cuando te dirigen te darán indicaciones sencillas sin pedirte cosas raras (abrázate a la farola ¿por qué?), son estas pequeñas indicaciones las que harán que florezcan gestos naturales y favorecedores. Para que esto ocurra es fundamental la confianza y pasarlo bien, confiar en que vuestro fotógrafo sabe lo que hace y está ahí para ayudaros, habréis visto su trabajo con anterioridad y evidentemente os ha gustado así que su estilo es lo que buscáis, confiad en su profesionalidad. Vuestra parte es pasarlo bien porque si nó, no hay nada que hacer, en las fotografías se reflejan nuestras sensaciones y expresiones, sí estáis incómodos o preocupados, tensos o con prisas… no saldrá un buen retrato, esta es vuestra parte del trabajo nadie puede hacerlo por vosotros, por eso si te vas a hacer una sesión de fotos… diviértete, diviértete y diviértete. Y tú? Te has hecho una sesión de fotos de pareja? Cómo ha sido tu experiencia? Si tienes algún consejo o anécdota te animamos a que la compartas dejando tu comentario en este post. Un saludo Pau

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest