Las sesiones de peques son una caja de sorpresas, cada niño es un mundo y sólo ellos son capaces de contar una historia en una imagen con un sólo gesto o una mirada… Érase una vez un hada que se llamaba Claudia, jugaba a perseguir el sol y a descubrir el mundo en los reflejos, Claudia derretía corazones con sus grandes ojos avellana… A kid’s photo session it’s always surprising, every single kid is unique and only children have the virtue to tell a whole tale withing a photograph with a single blink… Once upon a time there was a fairy called Claudia, she used to play chasing the sun and to surprise life withing reflections, Claudia could conquer hearts with her almond eyes…
  Fotografías: Alec Seeger

Guardar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest