Como fotógrafos y creativos, igual que como personas, vamos creciendo y madurando. Todo forma parte de este proceso, nuestra vida, nuestro trabajo y sobre todo las personas a las que fotografiamos. Con muchas de ellas hemos repetido a lo largo de los años, viéndolas crecer a ellas y luego a sus peques. Y es que somos realmente afortunados porque nuestro trabajo tiene un lado muy humano, cálido y cercano que necesariamente ha influido nuestra forma de hacer. La naturalidad, los sentimientos, lo esencial, forma parte de nuestra fotografía, de quienes somos y de todo lo que hacemos. Es así como con el tiempo, se ha ido perfilando nuestra identidad, algo vivo que va cogiendo sentido poco a poco. Había llegado el momento de plasmarla en nuestra imagen. Así que de raíces artísticas y con espíritu artesano, regresamos a los tonos de inspiración natural, a los materiales artesanales, con atención al detalle y mucho mimo. Con mucho cariño hemos desarrollado la primera parte de nuestro branding, el packaging de nuestros nuevos libros de foto con el sabor de un trabajo hecho por personas para personas, la personalización de nuestros envíos… una nueva etapa de una imagen que seguirá creciendo. Nos encantaría conocer vuestra opinión ¿qué os parece?

Guardar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest