fotografos de boda madrid

Alberto y Hanneke, una boda en pleno centro de Madrid

Las distancias cada día son más cortas y hay amores que aún las acercan más. Hanneke y Alberto convirtieron Holanda y España en dos países vecinos, conciliando tradiciones y sobre todo con la fuerza de lo mucho que se quieren. La suya, fue una boda llena de pequeños y personales detalles, aunque celebraban una ceremonia tradicional Española, fue Alberto quién, siguiendo la tradición Holandesa, eligió el ramo para Hanneke. El color naranja, representativo de Holanda, también tuvo su lugar tanto el la corbata del novio como en el ramo de la novia. La familia y los amigos no podían ser menos y llenaron de pequeñas sorpresas un día muy especial. El padre de Alberto preparó un pasillo de honor a la salida de la Parroquia de San Juan, los novios salieron de la iglesia recorriendo un pasillo de iPads, recordándonos a todos que Alberto es todo un techie.  Durante la comida, los tradicionales speech hicieron las delicias de todos los invitados, geniales y llenos de humor como manda la tradición Holandesa. El broche final del banquete corrió a cargo del padre de Alberto, un gran melómano, que sorprendió a la pareja con el Brindis de la Traviata de Verdi interpretado por un tenor y una soprano que consiguieron que todos los invitados cantasen para los novios. Con lluvia, pero sobre todo con mucho amor y buen humor, fue un día redondo, lleno de momentos que recordarán con cariño toda su vida.

Distances are not what they use to be, places feel closer and closer as time goes by and there ar loves that make distances feel even shorter. Hanneke and Alberto transformed Holland an Spain in two close neighborhoods mixing traditions and mainly trough the strength of their love for each other. This was a wedding filled up with personal touches, even thought they were celebrating a traditional Spanish wedding, it was Alberto who chose the flowers for Hanneke, following the Dutch tradition. Also, the orange color, the most representative of Holland, was present within the bride flowers and the groom tie. The family and friends took part with special surprises. Hanneke and Alberto, walked out the church trough an honoring passageway made with iPads, prepared by Alberto’s father as a reminder of how techie Alberto is. During the reception the speeches delighted the couple and the guest, brilliant and humorous following the Dutch tradition. The final touch was the toast, the Traviata from Verdi was the theme interpreted as a beautiful surprise for the just married couple. With rain, but mainly with lots of love and humor, it was a perfect day. Filled with moments and memories that will cherish all their lives. 

Boda urbana en el Casino de Madrid
fotografos de boda madrid
fotografos de boda madrid
fotografos de boda madrid
Boda urbana en el Casino de Madrid
fotografos de boda madrid
fotografos de boda madrid
Boda urbana en el Casino de Madrid
fotografos de boda madrid
fotografos de boda madrid
fotografos de boda madrid
fotografos de boda madrid
Boda urbana en el Casino de Madrid

Guardar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest