Y nos fuimos a Morón de Almazán… Laura y Ricardo no eligieron este pueblecito de Soria sin más allí están las raíces de Laura sus amigas, familia y sobre todo un sinfín de recuerdos entre los que no podía faltar el del día de su boda. Ella extrovertida y genuina, él algo más tímido y encantador auguraban desde el principio una boda muy especial.

Llegamos allí la noche anterior al Hostal la Cerca (gracias por el wifi) allí por casualidad nos encontramos con Laura, amigos y familiares cenando y comenzando la celebración, no hace falta decir que terminamos tomando algo con ellos y riéndonos con las anécdotas de la despedida de soltera.

Un consistorio pequeño no iba a ser obstáculo para que celebrasen allí su boda así que la Alcaldesa y con la ayuda del equipo del Espacio Grumer convirtieron la plaza del pueblo en un maravilloso espacio para la ceremonia. Allí llegó la novia en un fabuloso 600 para desvelar la sorpresa del día, un espectacular vestido de novia rojo complementado con unos maravillosos zapatos Jimmy Choo. Todo el mundo puso su granito de arena, palabras de cariño, lágrimas y como colofón cervezas frescas para espantar el calor.

Para sus fotos de pareja paramos de camino a Almazán en los maravillosos campos dorados de la zona. En Almazán eligieron para festejar el Convento Espacio Grumer, un antiguo convento reconvertido que no tiene nada que envidiar a las grandes fincas de bodas, una decoración impecable perfectamente iluminado y con una presentación del cóctel y los platos que quitaba el hipo.

Fue una boda redonda, la familia, los amigos y ni qué decir de Laura y Ricardo fueron encantadores, nos trataron con cariño y nos dejaron un recuerdo de ese día imborrable.

——————————————————-

So we went to Morón de Almazán… Laura and Ricardo chose this village for a very special reason, It’s where Laura’s roots are, where her friends and family belong and lots of memories which couldn’t be done without on her wedding day.

We arrived there the night before at the Hostal la Cerca (thanks for the wifi connection) where by chance we found Laura with her friends and family already celebrating what was to come. We ended up having a drink together and laughing with the stories they shared with us.

A small city hall wasn’t to be an obstacle to celebrate the ceremony, the mayoress together with the team from Espacio Grumer transformed the main square into a beautiful set for it. The bride arrived in a classic 600 to unveil the surprise of the day, a stunning red wedding dress with the perfect accessory a fabulous pair of Jimmy Choo shoes. Everyone participated with loving words, tears and even fresh beer to finish the event.

For their photos we stopped on our way to Almazán to take advantage of the golden fields typical of the area. In Almazán they had decided to holf the reception at the Convento Espacio Grumer, an old convent that was up there with the greatest wedding venues. With beautiful decoration, delicate lighting and catered stylish and delicious food.

It was a perfect wedding day, the family, friends and Laura and Ricardo were adorable, they were so warm and made the day a beautiful memory that will remain forever.

Guardar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest